Un valioso aprendizaje

La sorpresa más grande de este año en cuanto a vuelo, fue mi participación en el Campeonato nacional 2018.

Este año, por motivos de trabajo y personales, no pude participar en todo el circuito nacional, sino solo al campeonato nacional, que es el más importante.

Sin mucha práctica, fui con muchas ganas y nervios a ver que tal me iba frente a los demás competidores. Para ésta competición vinieron excelentes pilotos de Colombia, España, Argentina y Perú.

Entre cometer muchos errores, recuperadas, tensión y alegrías, lo que finalmente me pude llevar de esta competencia es una frase que un amigo piloto ecuatoriano me dijo el primer día que aterrizamos en Bastión Popular, después de jalarnos por completo la prueba.

Arrieros somos y en el camino nos encontramos

– Franky Carrera

Las palabras justas en el momento adecuado para bajar las revoluciones de la intensidad con las que hacía las cosas. No importa que vela vueles, en cuántos campeonatos has estado, cuan preparado o no puedas estar… Arrieros somos y en el camino nos encontramos.

Estas palabras fueron mi motivación desde entonces. Calma, serenidad y prudencia fueron sus frutos. No hay porqué intentar llenar ese ego y esa idea de que uno es el mejor o el más rápido o lo que sea. Eso solo genera ansiedad, comparaciones absurdas, y principalmente te aleja del momento presente para tomar decisiones acertadas.

Absolutamente todos estamos al mismo nivel en las mismas condiciones.
El juego se trata de ir paso a paso, tomando una buena decisión tras otra.
Sin tratar de llenar expectativas, ni poses de nadie, ni de uno mismo.
Seguir la idea de disfrutar, aprender, regresar sano y compartir tus experiencias con tus amigos y familia. Eso es ganar.

Salud Franky.

Campeones
Campeones